La navidad coincide con la época del año en la que se realizan más compras a través de internet, casi una quinta parte del total anual, lo que conlleva un trabajo extra para las empresas de transporte express. 

El pasado año la facturación del sector de mensajería y paquetería aumentó un 4%, prolongando de esta forma la recuperación del sector que se inició el pasado año.

Este es un escenario favorable para las empresas de transporte, ya que promueve la creación de empleo y el aumento del consumo y la actividad industrial, afectando directamente a las empresas de logística y transporte españolas que operan a nivel internacional.

En este sentido, la facturación ligada a servicios de transporte internacionalmantuvo un aumento superior al del conjunto del sector, favorecido por el ascenso de los intercambios comerciales de mercancías con el exterior y la creciente internacionalización de las empresas españolas. Así pues, en 2015 el transporte internacional generó unos ingresos 7,4% mayores que el año anterior.

Respecto a las previsiones para los próximos años, se estima que el mercado registrará un crecimiento anual de un 4%, pero para conseguirlo las empresas actuales tendrán que afrontar varios retos: una mayor diversificación de la tipología de envíos, productos y clientes, unos plazos cada vez más ajustados y unos horarios más exigentes.